Renault se desploma tras la detención de Carlos Ghosn, su consejero delegado

Compartir

Las autoridades japonesas se disponen a arrestar al presidente de Nissan Motor, Carlos Ghosn, por supuesta evasión fiscal, adelantó la agencia Kyodo citando fuentes ligadas a la investigación.

La cadena de radiotelevisión pública NHK aseguró asimismo que el interrogatorio del directivo ha tenido lugar después de que la empresa llevara a cabo una investigación interna y detectara "faltas graves".

Nissan anunció que esta noche dará una rueda de prensa para proporcionar detalles del caso, pero en un comunicado oficial confirmó que Carlos Ghosn estaba siendo investigado por la compañía "desde hace varios meses".

"La investigación demostró que durante muchos años tanto Ghosn como Greg Kelly (otro alto ejecutivo del grupo) han venido comunicando cantidades de compensación (financiera) en su informe a la Bolsa de Tokio que eran menores a las cifras reales", señaló Nissan en su comunicado.

Ante los presuntos actos delictivos cometidos, el consejero delegado de Nissan, Hiroto Saikawa, propondrá al consejo de administración la destitución de Ghosn y Kelly. Los títulos de Nissan que cotizan en Alemania perdían un 12 por ciento.

Papa Francisco: "El grito de los pobres es cada día menos escuchado"
En el menú se sirvió lasaña, un plato de pollo con puré de papas y como postre el tradicional tiramisú. Tras la ceremonia, el Papa almorzará con 3.000 de ellos en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Tras convertirse en presidente de ambas en la siguiente década, Ghosn pasó a ser presidente de Mitsubishi Motors tras la alianza de capital suscrita por ambas en 2016 a raíz de un escándalo de manipulación de datos de consumo de combustible que golpeó con dureza al fabricante nipón de los tres diamantes.

"La reacción inicial del precio de las acciones demuestra lo fundamental que es", dijo el lunes el analista de Citi Raghav Gupta-Chaudhary.

Ghosn, brasileño de nacimiento, de ascendencia libanesa y ciudadano francés, comenzó su carrera en Michelin, desde donde pasó a Renault.

La fiscalía de Tokio tiene intención de detener al máximo responsable de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi por incumplimiento de la legislación fiscal del país asiático en relación con sus ingresos personales. En 1999 se unió a Nissan después que Renault comprase una participación de control en la firma japonesa, de la que se convirtió en consejero delegado en 2001. Además, recibió 9,2 millones de euros en su último año como presidente ejecutivo de Nissan.

En junio, los accionistas de Renault aprobaron una remuneración de 7,4 millones de euros para Ghosn por 2017.

Compartir