Se acerca acuerdo comercial EE.UU-China Economía

Compartir

Ayer, las acciones automotrices europeas volvieron a caer después de que una revista alemana publicase que Trump podría imponer aranceles a autos importados la próxima semana. Los estadounidenses podrían tolerar "sin ninguna dificultad" un arancel del 10 por ciento, agregó.

Cui Tiankai, quien habló con Reuters antes de sumarse a la delegación del presidente Xi Jinping que viajará a la cumbre del Grupo de los 20 en Buenos Aires, dijo que China y Estados Unidos tienen la responsabilidad compartida de cooperar para beneficio de la economía mundial. "En cuanto a los demás países, eso depende de ellos".

El objetivo de Pekín es frenar ese incremento pero Trump ya anunció, que si no logra un acuerdo satisfactorio, también le impondrá aranceles del 10% o del 25% a los restantes US$ 267.000 millones de colocaciones de China en Estados Unidos.

"Ante todo es una táctica de negociación", dijo Tao Dong, vicepresidente de Credit Suisse Private Banking para la Gran China en Hong Kong.

Baroness Trumpington, Bletchley Park code-breaker with celebrated V-sign, dies
She took her seat in the Lords in 198- and was a government whip and minister during several periods in the 1980s and 90s. Her son Adam Barker announced on Monday afternoon that she had died in her sleep after a "bloody good innings".

'Creo que estamos mucho mejor preparados para sobrellevar esto que los chinos', manifestó el asesor en referencia a las tarifas impuestas por Trump a las importaciones provenientes de la nación oriental con valor de 250 mil millones de dólares. "Presionar fuertemente a la otra parte parece ser un patrón constante del Gobierno de Trump".

Cui dijo que China no quiere una guerra comercial y buscó una solución negociada al actual callejón sin salida derivado de las demandas del presidente Donald Trump de grandes concesiones para corregir el gigantesco desequilibrio comercial de su país. Desde entonces, China sumó gravámenes sobre US$60.000 millones más en productos estadounidenses a modo de represalia.

Apple se mantiene bajo el escrutinio de Wall Street, al tiempo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con nuevos aranceles sobre el fabricante de iPhone, que hizo que sus acciones bajaran nuevamente en la Bolsa.

Compartir