Cuba denuncia nuevas maniobras de EE.UU. para recrudecer hostilidad

Compartir

Las relaciones entre ambas naciones sufren un fuerte distanciamiento desde que el presidente Donald Trump llegó a la Casa Blanca y luego de que su predecesor, Barack Obama, acordara en 2014 con su homólogo Raúl Castro reabrir sus respectivas embajadas.

"En el mismo período, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ha otorgado 105 visados para personal diplomático y administrativo temporal y permanente de la Embajada de Estados Unidos en La Habana, y solo ha denegado uno en reciprocidad a la actuación del Departamento de Estado".

El MINREX dice en el comunicado que "el gobierno de los Estados Unidos solo ha otorgado 26 visados y ha denegado 6 para el personal que requiere Cuba en su Embajada en Washington".

Al hacerlo, el Departamento de Estado encubre deliberadamente que fue el gobierno de los Estados Unidos el que unilateralmente decidió reducir el personal de su Embajada en La Habana en septiembre de 2017, incluyendo en especial el personal a cargo de los servicios consulares, con la consecuente afectación a ciudadanos cubanos y estadounidenses que dependen de esos servicios.

Cabe aclarar que la expulsión de los 15 diplomáticos cubanos se debió al presunto ataque acústico en la Embajada de los Estados Unidos en La Habana en donde salieron lesionados 21 diplomáticos estadounidenses.

Encuentro de pronóstico reservado — América vs Toluca
La comisión analizará las pruebas presentadas y determinará si el delantero sudamericano es absuelto de la sanción. La verdad es que no veo muchas diferencias", declaró.

"La maniobra consiste en esgrimir que Cuba obstaculiza el otorgamiento de visas para los funcionarios designados en la Embajada de Estados Unidos en Cuba, lo que supuestamente dificulta el desempeño de esa Misión Diplomática", señaló la cancillería de la isla, en una declaración leída en el noticiero de televisión.

EE UU acusa a Cuba de, al menos, no haber podido proteger al personal de la embajada, cuyo número redujo a consecuencia del incidente, y las autoridades de La Habana sostienen que lo sucedido es una mera excusa de la Administración Trump para entorpecer las relaciones bilaterales.

Para el Ejecutivo cubano, desde esa fecha el funcionamiento de ambas embajadas se ha visto afectado por ese unilateralismo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX) desplegó un comunicado donde hace un reclamo por las dificultades que el Departamento de Estado norteamericano está imponiendo para el otorgamiento de visas a personal diplomático cubano.

Además expresa su disposición a facilitar "los requerimientos de cada parte para el respectivo funcionamiento de las embajadas sobre la base de la reciprocidad".

Compartir