La petición de Trump a la OPEP Economía

Compartir

La organización ha decidido posponer su decisión sobre el recorte del bombeo de petróleo a la espera de la decisión de Rusia, que se muestra remisa a reducir ahora la producción para que los precios no impacten en la población a las puertas del invierno siberiano.

"Nosotros somos una organización independiente, respondemos a los fundamentos del mercado petrolero mundial, (...) no respondemos a ninguna instrucción política, venga de donde venga", resaltó el ministro poco antes de abrirse en Viena la última reunión del año de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Arabia Saudita por su parte, ha indicado que quiere que la OPEP y sus aliados reduzcan la producción en al menos 1,3 millones de barriles por día, o 1,3 por ciento de la producción mundial. Pero este nivel, inferior a las expectativas de los mercados, provocó una nueva caída de los precios.

Las cotizaciones ya han bajado más de 30 % en los dos últimos meses y el barril de Brent actualmente oscila en torno a los 60 dólares.

El 5 de diciembre el comité ministerial de monitoreo de OPEP+ recomendó a los participantes del acuerdo reducir la producción del petróleo en la primera mitad de 2019 pero no precisó el volumen de disminución.

"Arabia Saudita sugirió una reducción de la producción más baja de lo que el consenso estimaba", explicó David Madden, analista para CMC Markets. La Administración de este país tendría que "saber que la OPEP no forma parte del departamento estadounidense de Energía", prosiguió.

175th_opec_meeting_vienna

Dos delegados de la OPEP dijeron que el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, estaba volviendo a Moscú para lograr una aprobación final del presidente Vladimir Putin.

El miércoles, la firma de corretaje londinense PVM estimó que una ausencia de reducción de la producción desencadenaría "un frenesí de ventas de proporciones bíblicas y garantizaría la vuelta a una sobreabundancia mundial de petróleo".

Estas declaraciones colocan a Arabia Saudita en una posición difícil, ya que Riad busca evitar cualquier roce con Trump después de que el vínculo entre ambos países se complicara por el asesinato del periodista crítico del reino Jamal Khashoggi. El príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, necesita tanto la protección de su aliado en la Casa Blanca como un barril de crudo más caro para llevar a cabo sus reformas económicas.

En junio, los productores relajaron su disciplina para permitir a Rusia y Arabia Saudita extraer más petróleo para compensar las pérdidas previstas de barriles iraníes, después de que Estados Unidos anunciara el restablecimiento de las sanciones contra las importaciones del crudo iraní.

La ONU ayudará a países que han recibido a migrantes venezolanos
Asimismo, Lowcock afirma que estos países que recibirán ayuda en la medida de carga de venezolanos que llegan a ellos. No obstante, la misma será entregada en proporción con la cantidad de venezolanos que se encuentran en esas naciones.

Compartir