Yemen abre diálogos de paz con pacto para canjear presos

Compartir

La delegación del movimiento rebelde viajó ayer desde Saná acompañada por Griffiths, que ha supervisado el trayecto para que se cumpliesen las garantías de seguridad que pedían los hutíes.

'No está en el orden del día' declaró a la AFP Abdulmalik al-Ajri, miembro de la delegación de los rebeldes hutíes.

La delegación gubernamental desplegará todos sus esfuerzos 'para que las consultas (en Suecia), que consideramos una ocasión real para restablecer la paz, sean un éxito', subrayó Alimi en un tuit.

La ministra de Asuntos Exteriores sueca, Margot Wallström, y el enviado especial de la ONU, Martin Griffiths, en conferencia de prensa en Rimbo, Suecia (06.12.2018).

'Confíamos en que las dos partes se reunirán esta semana en Suecia', dijo en Nueva York el portavoz de la ONU Farhan Haq.

Pero ni beligerantes ni observadores se hacen muchas ilusiones sobre las probabilidades de avances.

This is What Mars Sounds Like, Courtesy of NASA InSight
The sound of the wind is similar to what wind, or maybe crashing waves, would sound like on Earth. NASA Administrator, Jim Bridenstine, shared a video about the new audio to Twitter Friday.

Una de las medidas que favorecieron estos encuentros es la firma de un acuerdo entre el gobierno del presidente Hadi, y los rebeldes, para el intercambio de centenares de prisioneros. El canje se efectuará tras las negociaciones en Suecia. Según el Comité Internacional de la Cruz Roja, al menos 5.000 personas serán liberadas.

La evacuación el lunes de los rebeldes hutíes heridos hacia el sultanato de Omán representó también una 'medida de confianza' para desencallar el inicio de las negociaciones. Aunque el enviado del organismo internacional insistió en que "el futuro de Yemen está en las manos de quienes estamos en esta sala", los grandes ausentes son Arabia Saudí e Irán, potencias con un papel clave en el conflicto por su apoyo al Gobierno y a los rebeldes, respectivamente.

Unas negociaciones en Kuwait en 2016 fracasaron tras 108 días de transacciones.

En 2014, desde su bastión en el norte de Yemen, los rebeldes hutíes consiguieron tomar el control de extensos territorios, entre ellos la capital y la estratégica ciudad portuaria de Hodeida, en el oeste.

La pérdida de medios de subsistencia e ingresos y la subida del precio de los productos básicos a causa del conflicto interno que azota el país desde hace más de tres años, son factores que contribuyen a la reducción de la capacidad de las familias para comprar alimentos.

Las organizaciones humanitarias no paran de lanzar avisos sobre la grave situación que sufre la población civil y expertos de la ONU elaboraron a finales del mes pasado un informe en el que acusaron de "crímenes de guerra" tanto a los rebeldes como a la colación liderada por el reino saudí por lo que pidieron a la comunidad internacional que "se abstenga de seguir vendiendo armamento a las partes del conflicto".

Compartir