Bandos yemeníes inician 3er día de negociaciones en Suecia

Compartir

Las conversaciones de paz entre el Gobierno de Yemen y rebeldes hutíes, coordinadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), comenzaron hoy en Suecia.

Pese a esto, algunos funcionarios de la ONU trataron de reducir sus expectativas sobre la reunión, señalando que no esperan avances rápidos hacia un acuerdo político pero sí pequeños pasos que permitan abordar la creciente crisis humanitaria que vive el país.

Asimismo, Griffiths agradeció a ambos bandos el haber acordado rebajar la violencia en las últimas semanas para favorecer las conversaciones. Aunque el enviado del organismo internacional insistió en que "el futuro de Yemen está en las manos de quienes estamos en esta sala", los grandes ausentes son Arabia Saudí e Irán, potencias con un papel clave en el conflicto por su apoyo al Gobierno y a los rebeldes, respectivamente.

Anoche, la ministra de Exteriores sueca, Margot Wallström, dijo que la delegación hutí había llegado a Suecia "junto a los enviados especiales de la ONU, Suecia y Kuwait".

"La ONU cree firmemente en que el futuro de Yemen es cosa de Yemen, no de otros países", señaló en una rueda de prensa posterior el representante de la ONU, quien cree además que estos últimos están de acuerdo.

Así calculó la OPEP el recorte de producción del crudo
Sin embargo, Suhail Mohammed Al Mazrouei, presidente saliente de la OPEP , confirmó que Irán , Libia y Venezuela estarán exentos. El acuerdo pactado en Viena por la OPEP y sus aliados busca prevenir una oferta excesiva que hunda los precios del crudo .

El comunicado también recordó a las partes que una solución política negociada a través del diálogo es la única manera de poner fin a los conflictos e intervenir en la crisis humanitaria.

Miembros de la delegación hutí, que estará encabezada por Mohamed Abdelsalam, viajaron ayer desde Saná en un avión de bandera kuwaití acompañados de Griffiths, que ha supervisado el viaje para que se cumpliesen las garantías de seguridad que pedían los rebeldes.

El pasado septiembre, la ONU intentó celebrar unas consultas de paz en Ginebra, pero solo acudió a la cita el Gobierno yemení, porque los rebeldes se negaron a viajar por falta de garantías para volver a Yemen.

Esa exigencia se cumplió hace dos días después de que la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, que controla el espacio aéreo yemení, facilitase la evacuación a petición de Griffiths "por razones humanitarias y para construir confianza entre las partes yemeníes de cara a las conversaciones de paz de Suecia", anunció el portavoz de dicha alianza, coronel Turki al Malki.

Compartir