La temperatura de los océanos sube de forma imparable, según nuevo estudio

Compartir

"La señal del calentamiento global es mucho más fácil de detectar en los océanos que en la superficie terrestre", apunta Zeke Hausfather en una nota difundida por la Universidad de California.

El informe, publicado en la revista Science, se basa en cuatro estudios, publicados entre 2014 y 2017, que dieron una estimación más precisa sobre las últimas tendencias en el calentamiento de los océanos, lo que permitió a los científicos actualizar investigaciones pasadas y perfeccionar predicciones para el futuro. "Además, a diferencia de las temperaturas de la superficie, las del océano no se ven afectadas por las variaciones año a año causadas por eventos climáticos como 'El Niño' o erupciones volcánicas". "El calentamiento global está aquí y ya tiene importantes consecuencias".

Los pronósticos del Proyecto de Intercomparación de Modelos Acoplados 5 (CMIP5, por sus siglas en inglés) predicen que de no hacerse ningún esfuerzo por reducir las emisiones de GEI, la temperatura de los dos mil metros superiores de los océanos del mundo aumentará 0,78 grados Celsius a finales de siglo. Los océanos más cálidos también contribuyen a tormentas más fuertes, huracanes y precipitaciones extremas.

"El artículo científico lleva por titulo la pregunta ¿Con qué rapidez se están calentando los océanos?" y como parte de la respuesta afirma que, "los registros de observación sobre la temperatura de los océanos muestran que su calentamiento se está acelerando".

Film-maker Rajkumar Hirani accused of sexual assault
She has also reportedly stated that she was in dire need of the job owing to her father's ill health and hence didn't quit it. One of the mails, which were addressed to Hirani, read, "I remember forming these words on my lips - "Sir".

Así, el nuevo estudio, dirigido por Lijing Cheng del Instituto de Física Atmosférica de la Academia China de Ciencias, destacó cómo al combinar los nuevos resultados y los anteriores se comprobó que no sólo se están calentando los océanos de forma gradual, sino que ese proceso se acelera cada vez más. Al corregir las discrepancias entre los diferentes tipos de mediciones de temperatura oceánica, dan cuenta de las brechas en las mediciones a lo largo del tiempo.

Antes de Argo, conseguir información sobre la temperatura del océano era una engorrosa misión, solo posible a través de dispositivos llamados batitermógrafos, que transmitían datos una única vez, y luego se hundían hasta quedar enterrados para siempre en las profundidades del mar. Esto generaba información escasa y dispersa. Este batallón de monitorización del océano, llamado Argo, ha proporcionado datos consistentes y generalizados sobre el contenido de calor del océano desde mediados de la década de 2000.

Tres de los nuevos estudios incluidos en el análisis de 'Science' calcularon el contenido de calor del océano hasta 1970 y antes de usar nuevos métodos para corregir errores de calibración y sesgos en los datos de Argo y batitermógrafo. El cuarto adopta un enfoque completamente diferente.

"Los científicos están trabajando continuamente para mejorar la forma de interpretar y analizar lo que era un conjunto de datos bastante imperfecto y limitado antes de principios de la década de 2000", dijo Hausfather. "Estos cuatro nuevos registros publicados en los últimos años solucionan muchos problemas propios de los registros antiguo".

Compartir