Por esta razón fue el llanto de Azarenka

Compartir

Hubo un tiempo en que Azarenka hacía honor a su nombre de pila: 'Victoria'.

Azarenka tuvo algunas lesiones que le dificultaron mantener el nivel, pero en 2016 también tuvo el nacimiento de su hijo, Leo Alexander, que con la separación de su expareja, Billy McKeague, luchó por la tenencia y así poder hacer los viajes a los torneos con el niño. Pero la relación entre ambos concluyó en malos términos pocos meses después, y allí comenzó una encarnizada pelea por la tenencia del pequeño. Jugó un poco más en 2018, pero con la particularidad de hacerlo no muy lejos de California.

Ahora, la situación parece ser compleja de nuevo.

Medias Rojas estarán en la Casa Blanca como campeón
Kennedy añadió que fue en diciembre cuando se les extendió la invitación para visitar la Casa Blanca , por lo que decidieron programarla lo antes posible.

"Lo estoy pasando muy mal. He pasado por muchas cosas en mi vida y a veces me pregunto por qué me pasó, pero creo que tarde o temprano me harán más fuerte". "Voy a trabajar duro por ello". En la rueda de prensa postpartido no pudo ocultar la frustración que sentía consigo misma y se deshizo en lágrimas afirmando que trabajaría para que no ocurriesen este tipo de derrotas más y, para ello, necesitaría apoyo. "Ahora mismo, esto es la lucha más difícil para mí", añadió Azarenka, de 29 años.

Creo que es bastante obvio.

Sorpresivamente pasó de ser número uno del ranking WTA el año 2012, a ser número 53 en la actualidad. ¿La razón?

Compartir